• Bruxismo - Servicios Especiales

Kinesiólogos especializados en enseñar a modular el estrés para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

 

Disfunciones Temporomandibulares / Bruxismo :: Servicios especiales

linea

Se entiende por Bruxismo la actividad parafuncional (actividad motora o muscular que no tiene finalidad funcional alguna) caracterizada por apretar, trabar y/o rechinar los dientes. El Bruxismo es uno de los desórdenes temporomandibulares más complejo y de difícil resolución, se ha descrito presente en un tercio de la población mundial y uno de cada tres pacientes puede presentar síntomas recurrentes de cefalea, cervicalgia, vértigo o mareo, sensación de oído tapado, dolor en la región anterior del cuello, hombros o espalda, rigidez y cansancio en su mandíbula, dificultad para abrir la boca y/o ruidos en su articulación.

 

Su etiología es atribuida a una combinación de factores tales como la desarmonía en la mordida, la mala postura corporal, dificultad para dormir bien y especialmente los factores relacionados con la esfera psicoemocional, es decir “el estrés”.

 

La postura y la mordida están muy relacionadas, por que en función de la posición de la cabeza (flexión o extensión) con respecto al resto del cuerpo existirá más o menos tensión sobre los músculos que gobiernan la función de la articulación temporomandibular.

 

Las personas que no descansan bien durante las dos etapas del sueño, (período REM y período NO-REM), muestran niveles más altos de ansiedad, irritabilidad, sensibilidad músculo-esquelética, dolores y rigidez matinal. Cuando se produce una situación estresante, se genera una energía en el organismo que debe ser liberada de alguna forma, si esta no se libera, con el tiempo el paciente puede presentar trastornos como, el síndrome del colon irritable, gastritis, hipertensión, algún trastorno cardíaco o aumento del tono de los músculos de la región cráneo-cervico-dorsal y/o aumentando el bruxismo, siendo estos dos últimos los síntomas clínicos más comunes.

 

La forma de liberación externa más sana, estudiada y aceptada socialmente es el ejercicio físico. El tratamiento debe ser multidisciplinar, en el que deberían intervenir odontólogos, médicos, kinesiólogos, psiquíatras, fonoaudiólogos, psicólogos, y otros.

 

Dentro del arsenal terapéutico, que existe en la actualidad para el bruxismo, debemos incluir la labor de un nuevo aliado, el kinesiólogo.
Éste debe participar activamente tanto en la prevención (principalmente en niños en edad escolar) como en el tratamiento, donde sus acciones estarán orientadas no solo a los síntomas que se presentan sino a las causas que los producen, pensando en el bienestar de estos pacientes que, a pesar del avance científico-tecnológico de la época, cada día son más.

 

Entre otras cosas debemos, informar y educar al paciente de forma sencilla sobre cual es su problema, hacerle reconocer otros tipos de actividades no funcionales que se hacen durante el día, como mover la pierna continuamente, morder un lápiz, comerse las uñas, morderse el pelo, etc.

 

Enseñar a reconocer y modular el estrés, reestablecer el normal funcionamiento de la articulación, trabajar sobre el tejido muscular y neural de toda la región, detección y corrección de malos hábitos posturales, aplicar y enseñar técnicas de relajación y de reeducación postural global y eliminar rápidamente el dolor para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

 

Profesionales:

Lic. Barone, Mauro

Bruxismo - Servicios Especiales

 

Alem 1416 - Rosario. Santa Fe. Argentina Tel-Fax: 0341-425 1527 linea